Nueva investigación de Igualdad Animal muestra la matanza de perros por su piel en China

Haz tu parte!


					
					

Voiceless Friends

A la vista de la impactante investigación en mataderos y comercios de carne de perro, presentada por la organización de derechos animales Igualdad Animal, he podido comprobar la tortura física y psicológica a la que son sometidos estos animales que alcanza límites difíciles de asimilar.

Más de 10 millones de perros y 4 millones de gatos son matados cada año por su carne y piel en China, esta crueldad no está en absoluto justificada.

Somos millones de personas las que consideramos inaceptable la masacre de perros y gatos tanto para consumo humano como para el comercio de pieles, y desde aquí solicito al Gobierno chino para erradicar del país esta cruenta actividad, totalmente ajena a la ética y compasión más elementales.

Atentamente,

[subscripció]

Al firmar aceptas nuestra política de privacidad.
642,862 Firmas

Condividi con i tuoi amici:

   

Compartir

Firma la petición

Día 3

Mercado de animales, Ciudad de Jiangmen

Aunque se consume todo el año, en los meses de verano es cuando la gente consume más carne de perro. Pueden comprar carne de perro en pequeños mercados, junto con pollo y cerdo, y también hay restaurantes pequeños y grandes de carne de perro en las calles.

Llegué al mercado de animales casi al mediodía.  La mayoría de los animales vendidos allí eran aves (pollos, patos y ocas).

Vi perros encerrados en jaulas de metal. De nuevo, los perros eran extremadamente sumisos y no mostraban signos de agresión cuando la gente se acercaba a las jaulas.

Los gatos también estaban apretujados en jaulas, tumbados unos encima de los otros. Claramente esto no era para mantenerse calientes, porque la temperatura era cercana a los 25ºC, sino para sentirse protegidos. Los animales estaban sucios por sus propios excrementos y los de sus compañeros de celda. Esto significaba que de las jaulas salía un fuerte hedor. Nunca vi a nadie darle agua a los animales mientras estaban allí encerrados durante horas. Le pregunté a un vendedor de gatos por cuánto sería vendida la carne de gato. Me dijo que el precio era 8 yuanes (1 euro) por 500 gramos.

Me di cuenta de que algunos de los perros y los cachorros llevaban collares. Cuando pregunté por qué un perro tipo pastor alemán llevaba collar, el dueño del puesto me dijo que era su perro, a pesar de que estaba enjaulado con los demás perros. Abrió la jaula para enseñarme el perro, que se encogió de miedo. Supongo que me dijo que era su perro para que yo no pensara que era el perro de alguien que había sido secuestrado para ser vendido como carne. Encima de la jaula había un palo que seguramente había sido usado para matar perros delante de sus compañeros de jaula. En el suelo enfrente de la jaula había una mancha de sangre fresca.

Vi que algunos perros corrían libres por los callejones. Otros estaban encadenados. Me dijeron que estos perros no eran para consumo humano y eran “mascotas” de la gente. ¿Pero cuál era la diferencia entre estos individuos y los perros en las jaulas que iban a ser matados pronto? ¿Con qué criterio deciden los humanos quién debe ser enjaulado y en algún momento comido, y quién debe ser perdonado y tenido como mascota?

 

diary3