Nueva investigación de Igualdad Animal muestra la matanza de perros por su piel en China

Haz tu parte!


					
					

Voiceless Friends

A la vista de la impactante investigación en mataderos y comercios de carne de perro, presentada por la organización de derechos animales Igualdad Animal, he podido comprobar la tortura física y psicológica a la que son sometidos estos animales que alcanza límites difíciles de asimilar.

Más de 10 millones de perros y 4 millones de gatos son matados cada año por su carne y piel en China, esta crueldad no está en absoluto justificada.

Somos millones de personas las que consideramos inaceptable la masacre de perros y gatos tanto para consumo humano como para el comercio de pieles, y desde aquí solicito al Gobierno chino para erradicar del país esta cruenta actividad, totalmente ajena a la ética y compasión más elementales.

Atentamente,

[subscripció]

Al firmar aceptas nuestra política de privacidad.
642,577 Firmas

Condividi con i tuoi amici:

   

Compartir

Firma la petición

BSc., BVMS, CertAW, PhD, MRCVS, FOCAE
Veterinario, Especialista en Bioética y miembro del Centro para la Ética Animal de la Universidad de Oxford en Reino Unido

Reino Unido

Los recintos donde estos perros son confinados están extremadamente superpoblados y mantenidos de forma deficiente. El método de sacrificio es sorprendentemente cruel. Después de ser golpeados con un garrote rudimentario de madera en un aparente intento de inducir la inconsciencia, las arterias principales del cuello son cortadas por lo que parece ser un cuchillo sucio.

Los perros son entonces suspendidos por una de sus patas traseras, y desangrados hasta la muerte. No obstante, desgraciadamente, la mayoría de los perros filmados recuperan la consciencia incluso cuando sus gargantas han sido ya cortadas y abiertas, ó incluso cuando han sido bruscamente arrojados a un montón de cuerpos cercano. Aquellos perros claramente han sufrido un gran dolor y miedo antes de que la muerte les libere. Algunos se pueden observar luchando desesperadamente por sobrevivir. Todo el proceso ha sido presenciado por otros perros encerrados en jaulas muy cercanas que están claramente aterrados, demostrando aún más la absoluta insensibilidad del proceso de sacrificio.

 

andrew-knight